Beijing. Arte en una zona industrial

Con motivo de mi viaje a Beijing y Shanghai tuve ocasión de comprobar la oportunidad de un dicho común muy utilizado cuando un acontecimiento produce en nuestras vidas un gran cambio. Y así fue este viaje «un antes y un después» en mi percepción del mundo. A ese viaje iba imbuida por su cultura que siempre me ha inquietado, fascinado por su diferencia con la cultura occidental, por sus tradiciones, por su inmensidad. No tuve tiempo suficiente ni sosiego para fotografiar todo lo que veía y me tocaba el corazón. Cuando miraba por el objetivo y trataba de encuadrar la foto, seguía mirando en todas las direcciones para captar lo máximo posible, pero a la vez quería vivirlo. China me estaba resultando inabarcable.

Durante la visita a una zona industrial en Beijing, reconvertidos sus pabellones y talleres en espacios para la creación artística y galerías de arte, me encontré con una locomotora preciosa que servía, en esta ocasión, de fondo para la foto de una pareja recién casados. Una escena curiosa como una metáfora del viaje por la vida que iniciaban los novios. Se acercó de forma espontánea un viejecito con un gran saco a su espalda y les regaló una sonrisa. Fue algo especial, por eso dicen que la realidad supera a la ficción, y es verdad. El sentido de la foto se enriqueció con ese viejecito simpático y curioso.

El viaje estaba orientado principalmente al arte, también a visitar jardines, templos, contemplar paisajes, vivir el ambiente de las calles. China está en un momento en el que se promociona especialmente a los artistas. Se les ayuda y facilita locales con bajos alquileres para que puedan desarrollar sus ideas y luego exponerlas. En las zonas donde han quedado vacíos pabellones industriales se rehabilitan para destinarlos a actividades culturales de todo tipo. Beijing y Shanghai se han convertido en un auténtico hervidero de exposiciones y Bienales de arte donde una generación de jóvenes acude con avidez y mucha curiosidad.

7 comentarios en “Beijing. Arte en una zona industrial

  1. encore un superbe reportage, merci Maria
    je comprends que tu aies eu envie de prendre beaucoup de photos! je suis très étonnée par les statues de bébés: connais-tu leur signification?

    • Malyloup, le bélier considéré comme un animal totémique symbolise la détermination, la persévérance. Le bebé au sommet de ses cornes se repose en se sentant protégé. J´ai compris le bebé dans l´arbre comme «l´arbre de la vie». Mais les deux interprétations sont les miennes et ne sont peut-être pas les vraies.

  2. Hermana: recuerdo que realicé un comentario interesante acerca de esta aventura. Definitivamente no llegó. Ahora rescato la intentona con la promesa de estudiar este nuevo aporte tuyo para sentirme más tranquilo. Abracísimos, Jorgenrique.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s