Paseo por Villa Arnaga. Edmond Rostand

Visito Villa Arnaga en Cambo les Bains, convertida en casa museo, está situada a 15 kms de Bayona y Biarritz, en el País vasco francés. El día está nublado, sólo algún rayo de luz, resultando una atmósfera blanquecina que le da un aire irreal, de cuento de hadas. La casa de estilo neo-vasco, obra del arquitecto parisino Joseph Albert Tournaire, tiene una fachada blanca dibujada con estructuras de color rojo-granate y una cubierta a dos aguas. Las ventanas son amplias para facilitar el paso de la luz. Fue vivienda del dramaturgo y poeta francés, Edmond Rostand. Nació en Marsella en 1868 y murió en París en 1918. Rostand, por sus problemas de salud, eligió Cambo les Bains para construir su casa familiar por su clima suave que le beneficiaba. Allí vivió con su mujer Rosemonde Gérard, poetisa, y sus hijos Maurice y Jean. Él mismo se encargó de diseñar el jardín de la casa. En la parte este dispuso un jardín estilo francés, geométrico con simetrías, consiguiendo un pequeño Versalles, con una pérgola de estilo vienés y estanques. Mezcló azaleas, camelias, rododendros, glicinas, rosas. En la parte oeste, diseñó un jardín inglés informal, con la vegetación más libre, y en la parte trasera de la casa se eleva un bosque de variado arbolado, plátanos, cipreses, tejos, castaños, tilos, robles, cedros y hayas. Desde el balcón central de la casa donde se divisa todo el esplendor del jardín, Rostand recibía a sus amigos declamando poemas.

Al acceder al interior de la vivienda, la impresión es sorprendente, las estancias son grandes y confortables. Hay una mezcla de estilos, inglés, Luis XVI, imperio, que le imprimen de una riqueza única; da la sensación que recorres distintos escenarios con sus decorados murales, sus cuadros, sus esculturas. En las paredes de la gran sala hay un friso “La fiesta de Thérèse” pintado por Gastón La Touche, amigo de Manet. A Rostand le gustaban los cuentos de hadas, y el pintor Jean Veber pintó el precioso friso “Hada de Rosemonde”. Te emociona pasear por todas las estancias con libertad y sentir un poco cómo vivió esa familia rodeada de tantos detalles ornamentales. El dibujo geométrico de las maderas de los suelos es maravilloso. Me llamó la atención los pequeños ramitos de flores depositados en los asientos de las sillas, butacas y chaises-longues. En la biblioteca, estilo primer imperio, lugar donde Rostand escribía sus obras de teatro y sus poesías, se conserva una mesa con su máquina de escribir a la que te puedes acercar y ver que todavía contiene un folio escrito por él, detenido en el tiempo. En un hueco hecho en el empanelado de madera de la biblioteca, está encajado un cuadro “La caída”, pintado por Clèmentine Hélène Dufau, que representa el desnudo lánguido de una mujer bellísima en el otoño.

_COMPOSICIÓN RAMITOS

En 1897, en pleno dominio en Francia del Naturalismo literario, Edmond Rostand sorprendió con el éxito de su drama romántico “Cyrano de Bergerac”. La historia narra lo enamorado que estaba Cyrano de su prima Roxana, a la que escribía versos muy sentimentales que eran leídos por un joven cadete Christian de Neuvillette, mientras Cyrano se escondía debajo del balcón ya que se sentía una persona con un físico poco agraciado. Jules Renard, amigo de Rostand, reconoció que gracias al Cyrano de Bergerac, “Todavía podemos hablar de amor, de entregarnos individualmente, de llorar sin motivo y de entusiasmarnos en el placer de lo poético”.

Anuncios

9 comentarios en “Paseo por Villa Arnaga. Edmond Rostand

  1. Muchas Gracias Maria !
    Tu publicacion me recuerda el dia de la visita que he hecho, en mi juventud, en Cambo les Bains mientras que fuera en St Jean Pied de Port, en el pais vasco frances. La casa de Edmond Rostand me gusta mucho y voy a poder suenar ahora gracias a tu fotos ! 🙂
    Ademas, durante mi vacaciones, voy a ser a una hora de Cambo y, del otro lado, de St Jean de Luz ! 😉
    Hasta luego !

    Catalina

  2. Fantástico reportaje María, de un sitio muy cercano a mí. Gracias por descubrirlo y compartirlo. Cualquier día me doy un paseo siguiendo tus pasos… y acordándome de tí. Un abrazo fuerte.

    • María Jesús, siempre tu comentario es generoso para mi modesto blog.
      Me apasiona sentir y contemplar el espectáculo de la vida, enseguida hago alguna fotito….
      Otro abrazo para ti, y gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s