Contemplando ruinas industriales. De Chirico, Friedrich y Delvaux

Salgo de mañana a hacer fotos por las orillas de la Ría de Bilbao, en una zona donde sobreviven edificios industriales abandonados. Para la primera fotografía me sitúo en medio de una carretera con un edificio al fondo casi en ruina, pero que mantiene una dignidad ejemplar. No hay ninguna persona, está despoblado, pero de repente aparece un coche circulando. Es en ese momento donde empieza la historia de las demás fotografías, cuando entra en escena ese vehículo que viene hacia mí, como en una película de suspense… Contrastaba en el ambiente desolado, el moderno vehículo con sus focos de leds.

Sigo recorriendo esos lugares recogiendo ese aspecto de soledad que produce la zona devastada en el tiempo, por los cambios y sus consecuencias, cierres de empresas, lo que fue la crisis, altos hornos, los astilleros navales, minería y todas las industrias que las rodeaban. Cada poste, cada ventana sin cristales, cada edificio sin vida, las hierbas de su alrededor, las tapias, las pinturas desconchadas de las fachadas, te sumen en el silencio, en su silencio, y sin embargo encuentro en todo ese ambiente un interés especial, hay algo que me hace pensar en esos espacios castigados por el tiempo. Pero la ría sigue viva, más limpia que nunca, el agua y su fluir constante, con la marea alta, transmite una gran serenidad.

franja ruinas 1280

Cuando regreso del recorrido, y vuelvo al centro de la ciudad, me encuentro con mi hermano Alberto. Fotografío su cuerpo de espaldas, no le gustan las fotos, le pido permiso… Y cuando estoy en mi mesa mirando la pantalla, se mezclan los paisajes con la visión de mi hermano, lo incorporo como espectador de lo que yo había captado.

Los montajes me hablan de instantes nuevos, de emociones distintas, con su cabeza tocando las nubes, su silueta y los edificios; le coloco en un contexto donde él no había estado, y los paisajes empiezan a devolverme historias, una detrás de la otra… Escenas románticas, espacios metafísicos, correspondencia de miradas, soledad conjunta, realismo, simbolismo, hasta cierta intimidad en el paisaje, contemplación más allá de la montaña, de los puentes, ensoñación de espacios, todo se envuelve con cierto carácter onírico. Recuerdo a tres pintores, a De Chirico, a Friedrich y a Delvaux, ellos me han enseñado a mirar y a repensar lo que fotografié esa mañana.

Alberto ruinas

Anuncios

11 comentarios en “Contemplando ruinas industriales. De Chirico, Friedrich y Delvaux

  1. Sus escritos son espetaculares, me agrada mucho.., pero que su trabajo fotografico és un fabulosos Maria..! Excelente trabajo..!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s