Mi gato Lolo. Doris Lessing

Me gusta cuando estoy con las personas mirarles a los ojos, y también a los de Lolo, mi gato. Sería más preciso decir, que yo también soy de Lolo; él me mira a mí siempre. A Lolo me lo trajeron en una cajita sin tapa. Tan pequeñito que los primeros meses taponé todos los huecos accesibles que pueda tener una casa. Los gatos se esconden, es algo consustancial a su especie, es su juego preferido. Lolo es un gato persa negro. Su pelo es sedoso, brillante, maravilloso. El diseño de su cuerpo es perfecto, elegante, de un caminar armonioso, lento. Su cabeza es una obra de arte, le suelo decir como piropo, eres guapo como un Brancusi. Resulta gracioso porque es muy serio, eso me hace reír. Sus ojos son de otro mundo, astros de color ámbar.

Nos entendemos con la mirada. Sus miradas son de observación, como las de un búho; de reclamo, para que le acaricie debajo de su barbilla; de mimos, para que yo le mire. Entorna los ojos cuando le digo cosas bonitas, parpadea de una manera coqueta y seductora. Me pide cuando le tengo que cambiar su agua o remover un poco el pienso de su cuenco. Cuando no le dejo que me coja los tobillos, pone los ojos y las orejas oblicuos, enfadado, entonces le sale la vena felina que transforma su cara, él no sabe lo divertido que resulta. Excepto esa fijación que tiene de apresarme como si fuera un juego entre iguales, Lolo es muy cuidadoso, nunca se tropieza ni tira nada de una mesa, es sigiloso, silencioso, no molesta.

Le gusta la contemplación y estar rodeado de las plantas y flores en la terraza. Cuando llega la noche, empieza a correr, no se sabe por qué, entonces, es cuando hace alarde de su velocidad, de su capacidad para sortear obstáculos. Y las caricias, en ese momento demuestra la necesidad de ser querido. Duran el tiempo que él decide. Su ronroneo es su demostración de agradecimiento. Ese momento es mágico. Lo que más le gusta es dormir y descansar en diferentes sitios. Sus posturas son lánguidas o en forma de ovillo. Hay algo que permanece como un misterio para mi, de vez en cuando, viene a despertarme lamiéndome el pelo, como si me lo peinara. Lo hace igual que un peluquero, de una manera ordenada, mechón por mechón, afanosamente, y emite un ruidito parecido al ronroneo, como si me estuviera diciendo algo especial. Yo me dejo hacer. Lolo es un amor, te transmite calma, me enseña mucho sobre la paciencia y saber estar en silencio. He leído que es el gato preferido de los parisinos, y París es la ciudad de mi madre. Estamos conectados en nuestros sentimientos.

LOLO EN LA NOCHE

LOLO PARIS

Mientras ordeno las fotos de Lolo, coincide que estoy leyendo El cuaderno dorado de Doris Lessing, gran amante de los gatos. Ella y Lolo proceden de Persia. El contenido de su libro está dividido en cuadernos, negro, rojo, amarillo y azul. Esos colores elementales que suelo utilizar en diseños gráficos, esta vez me dan pie a colocarlos como fondos de las fotos de Lolo. Subrayo el texto de Doris Lessing en sus distintos apartados para recordarlos.

El libro novelado nos muestra su biografía, y la división en cuadernos le permite, el rojo dedicarlo a la política, el amarillo a contar historias desde su experiencia, y el azul a relatos de cómo transcurrían sus días. En el dorado busca la recuperación de episodios pasados. Doris Lessing dejó el comunismo impresionada por las purgas de Stalin. Luchó contra el apartheid sudafricano, se posicionó en contra de las armas nucleares. Fue una feminista crítica, y cuando el movimiento rozaba el fundamentalismo, decía: “Eso de la épica femenina no me gusta, eso de poner a hombres y mujeres en campos distintos no me parece lo más adecuado… Así es como yo lo veo, pero es evidente que a la gente le gustan las etiquetas: hombres, mujeres, el bien, el mal…” Suscribía la máxima de Virginia Woolf, según la cual: “Las escritoras serán libres cuando, sentadas a escribir, no piensen si escriben o no como mujeres”.

Cuando he leído, o la he oído en algunas entrevistas, se expresa con pasión y dulzura comentando sus compromisos para entender el mundo. Emana sabiduría sobre la vida, se muestra humilde. De una manera sencilla desde su poética tan personal habla sobre las contradicciones del ser humano, muestra sus dudas, sus desengaños vitales, sus fracasos amorosos, y aunque aparenta ser fuerte por su físico, por sus certeras conclusiones, también nos transmite la angustia de verse mayor viviendo sola. Admirable Doris Lessing, premio Nobel 2007.

COMPOSICION DORIS LESSING

Anuncios

12 comentarios en “Mi gato Lolo. Doris Lessing

  1. me gusta la entrada y el enlace con Doris Lessing, en las fotos de tu estudio parece que Lolo ha elegido los encuadres, al fin y al cabo un gato es un dandy coqueto como Baudelaire en París.

  2. Precioso María! Viendo tu gatito y que hablabas de París tenía que entrar y comentarte.
    Y es que amo los gatos, en mi página hay alguna foto de mi gata.
    Y en cuanto a París… Si quieres lee mi entrada LA ROSA DE PARÍS y me comprenderás.
    Gracias por visitarme en la Luna Escarlata, yo me pasearé un ratito por aquí.
    Un abrazo.

  3. Me a gustao mucho del relato de usted com su gato Lolo..!!! Muchas gracias por su visita e los ” me gusta ” , és muy amable..!!
    Aprovecho para desejar-lhe um Año Nuevo pleno de realizaciones..!!! Salud e Paz.!!
    🍸🍾

    • Francisco, qué ilusión me hacen tus comentarios. Tus fotografías me interesan mucho y sobre todo cómo utilizas el color, les añades un matiz poético.
      Te deseo felicidad, también salud y paz para el nuevo año 2016!!!!!!

      • Muchas Gracias Maria.. És muy amable..!! Me encanta cuando hablas sobre mis fotografias..!!! Salud y paz !!
        🍸🍾🎩

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s