Una manzana en el parque. Magritte

Adoro al pintor Magritte. Me encanta la dualidad que plantea en sus composiciones entre lo visible y lo invisible; lo que está delante y lo que está detrás, esa contradicción entre los objetos de sus composiciones que trastoca su significado, con la desproporción espacial provoca una alteración inquietante. Crea ilusiones nuevas, misterio, ironía; el surrealismo mágico de sus cuadros me hace sonreír, reflexionar, me provoca un deleite especial. En la casa de Peggy Guggenheim en Venecia, convertida en museo, contemplando los cuadros de Magritte disfruté mucho, estaban muy cercanos distribuidos por las habitaciones . En el cuadro “Ceci n´est pas une pomme”, Magritte nos recuerda que la manzana por muy realista que esté pintada y apetitosa que resulte, no es más que una representación.

CAJA.pmd

Me voy al parque a visitar los árboles, con una manzana en la mano. Me gusta comer una manzana al aire libre. Me siento en un banco y coloco la manzana en el respaldo. Me doy cuenta que ella mira al paisaje igual que yo. Sigo el paseo y la manzana se va colocando donde le apetece, en las esculturas, en el estanque, en el césped, se sube a los árboles,… Es divertido, se hace la protagonista de los encuadres fotográficos. Luego, en el ordenador juego con el Photoshop, con las curvas, sin pretender nada de antemano. Es como si estuviera pintando en un lienzo, detengo las curvas cuando la manzana se vuelve pictórica, exagerada, sólida o casi vidriosa, buscando imágenes irreales, que me sorprendan. Un uso del Photoshop poco ortodoxo.

La caja de la fotografía con “Adán y Eva” de Durero, es un ejercicio que hice para una exposición colectiva de cajas. Un pedacito de surrealismo. La mano con un guante de ganchillo de principios del siglo XX, sostiene una manzana espejo. Durero es uno de mis pintores más queridos, y la caja es también un pequeño homenaje a Joseph Cornell, pintor neoyorkino. Me atrae su mundo tan particular, la fantasía que consigue en la colocación de los objetos de sus cajas, y el silencio del tiempo que las recorre.

CAJA.pmd

COMPOSICI323N.pmd

Anuncios

6 comentarios en “Una manzana en el parque. Magritte

  1. Una humilde manzana, vacía el parque de patos y humanos, desplazándose a velocidad de la luz, conduciendo al espectador por agujeros de gusano -como Virgilio a Dante- plegando y desplegando el parque y sus árboles centenarios. Racionalismo subrealista del siglo XXI.

  2. José Luis, tú si que sabes descubrir nuevos sentidos (siempre ampliando marcos!).
    Muchas gracias por tu estimulante comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s