El neón azul

Reflejos nocturnos. El neón tiñe la atmósfera  de azul. Las figuras, tan lejos y tan cerca, nos contemplan impasibles y, por tanto, inaccesibles. Si quisieran, hasta podrían tocarnos. Les bastaría decidirse a traspasar el cristal que las retiene al otro lado del espejo.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s